Síntesis del Encuentro comunal de Asambleas territoriales de Concepción









ENCUENTRO COMUNAL DE ASAMBLEAS TERRITORIALES DE CONCEPCIÓN Fecha: Sábado 29 de febrero de 2020, Lugar: Universidad del Bío Bío.



Fundamentación del Encuentro


En el contexto del estallido social desarrollado en el país desde octubre de 2019, la movilización y protesta de amplios sectores de la sociedad desencadenaron un proceso de impugnación al sistema político y económico del país. Como respuesta a un consenso profundo de los/as del pueblo acerca de la necesidad de una nueva constitución, surgida legítimamente y que constituya una base para superar el neoliberalismo, el poder político generó un “Acuerdo por la Paz” para aplacar la movilización social. Este acuerdo, mezquino y lleno de trampas, ha sido fuertemente criticado desde el mundo social, tanto por su origen, como por las limitadas posibilidades de transformación real del modelo socio-económico y cultural Chileno. Sin embargo, a medida que se acerca la fecha del Plebiscito, la maquinaria que lo sustenta cobra fuerza y el análisis desde el mundo social, en particular de las asambleas territoriales, se evidencia divergente; tanto en la participación misma del proceso, como en las estrategias y perspectivas de lo que se espera de él. Identificamos que esta divergencia es capaz de generar un problema significativo para la cohesión y proyección de la unidad entre las distintas asambleas. Creemos que una perspectiva de unidad y colaboración de largo plazo entre las asambleas territoriales es crucial para forjar una forma de relacionarnos que permita superar el modelo neoliberal y patriarcal. De esta manera, diseñamos una jornada que permita una reflexión amplia respecto a la relación de fuerzas desplegadas, así como también, conocer nuestras perspectivas y propuestas respecto al proceso constituyente, para así entendernos mutuamente, identificar posibles consensos, y superar de la mejor manera la valla que representa este proceso diseñado por los de arriba.



Objetivos del Encuentro Comunal


El objetivo de esta jornada fue conocer la percepción y análisis de las asambleas territoriales de la comuna de Concepción con respecto al plebiscito del 26 de abril de 2020.

Para ello se buscó generar una reflexión conjunta que permitiera: (i) Problematizar la contingencia política que enmarca el plebiscito de Abril desde la perspectiva de las asambleas territoriales, (ii) Analizar las perspectivas y propuestas de las asambleas territoriales respecto a este proceso e (iii) Identificar las ideas fuerza y consensos que existan respecto al posicionamiento de las distintas asambleas.



Asambleas participantes Representantes o independientes.


  • Andalién

  • Cerro Gavilán

  • Concepción Centro

  • Barrio Norte (independientes)

  • Barrio Oriente

  • Barrio Universitario

  • Plaza Condell (independientes)

  • Lorenzo Arenas

  • Lomas de San Sebastián (independientes)

  • Nonguenche (independientes)

  • Palomares (Independiente)

  • Pedro del Río (independientes)

  • San Pedro de la Paz (Oyentes)

  • Chillán (oyentes)



Metodología de Acción


La metodología que se propuso fue inspirada en el “café de mundo” y se basaba en el análisis conjunto en torno a una serie de preguntas alusivas al proceso plebiscitario de Abril 2020, mediante la rotación en mesas paritarias.


En principio se consideraba una breve etapa de conceptualización respecto a términos comunes para el análisis que proseguiría (diferencia entre las opciones del plebiscito, explicación sistema de listas, etc.)


Posteriormente cada grupo pasaba por 4 mesas, respondiendo un total de 4 preguntas (1 pregunta por mesa). En cada mesa/pregunta los/as participantes deliberaban siendo ayudados/as por un/a Faclitador/a durante 30 minutos.


El rol de el/la Facilitador/a era dinamizar la discusión, controlar los tiempos y equilibrar la participación de los participantes, además de servir como memoria de lo que habían respondido otros grupos a modo de detectar nodos importantes de consenso/disenso. Un/a Sintetizador/a, que fue elegido/a por los/as miembros del grupo ayudaría en el registro de las ideas que surgían durante la conversación, anotando y marcando en un papelógrafo dispuesto en cada mesa. Al final de cada periodo de preguntas, el/la sintetizador/a leía la síntesis para que los/as participantes de la mesa la aprobaran/corrigieran.

Las preguntas a analizar eran las siguientes:

  1. ¿Cómo surge el proceso plebiscitario del 26 de abril de 2020 en Chile?

  2. ¿En qué condiciones actuales se desarrolla el proceso plebiscitario?

  3. ¿Qué esperamos del proceso?

  4. ¿Qué estrategias o propuestas podemos desarrollar?


Una vez finalizado el período de discusión en torno a las preguntas, los/as participantes pasaban a un descanso mientras los/as Facilitadores/as identifican consensos y disensos que eran presentados en la etapa de Plenario. En esta etapa, los/as Facilitadores/as exponían la síntesis por mesa y se abrían las intervenciones a todos/as los/as asistentes.

Cronograma propuesto 9:00 Llegada de Facilitadores/as. 9:30 Llegada de Asambleas territoriales. 10:20 Conceptualización. 10:40 Mesas de trabajo (30 minutos por pregunta, 4 preguntas). 12:40 Descanso (Facilitadores/as trabajan en síntesis). 13:10 Plenario Final (preguntas 1, 2 y 3 tendrán 5 minutos de síntesis y 10 minutos para preguntas; pregunta 4 tendrá 5 minutos de síntesis y 30 minutos de preguntas/intervenciones). 14:30 Palabras de cierre.



SÍNTESIS DE LOS GRUPOS Y PARTICIPANTES INDEPENDIENTES



Pregunta 1: ¿Cómo surge el proceso Plebiscitario?



Causas Generales:


Como primera mirada, el proceso plebiscitario surge desde la clase política para mantener el poder cuestionado por la ciudadanía a través de un movimiento político social nacido desde los territorios.


Existe un hastío en la gran mayoría de la población hacia la clase política –con su modelo neoliberal patriarcal corrupto-, un descontento con los gobiernos y su desvinculación de la ciudadanía. Hay un agotamiento del sistema capitalista por el uso y abuso de los “recursos” naturales. Hay una inoperancia del poder constituyente. Es por todo esto que el pueblo sale a la calle. En este proceso se quiebra la integridad física – mental y psíquica de la población, y cambian las formas de actuar por parte del pueblo.


Reacción de la Clase política


Frente a los hechos antes mencionado el gobierno y poder legislativo proponen como solución al estallido social, el Acuerdo por la Paz, que convocaría un plebiscito (26 de abril) para decidir o no el cambio constitucional y las formas de cómo se realizaría (convención constitucional o convención mixta). Además, durante este periodo se han emitidos leyes que criminalizan la protesta social.


Entendemos que el plebiscito es una respuesta precaria y limitada frente a una crisis sistémica total. La clase política se reorganizó frente al movimiento de los/as jóvenes que gatillaron el estallido social, sin precisar objetivamente los hechos en los cuales se veían enfrentados, pues, las demandas de la calle son mucho más amplias de lo que el gobierno puede precisar.



Pregunta 2: ¿En qué condiciones actuales se desarrolla el proceso plebiscitario?


El proceso constituyente se desarrolla en un contexto de revuelta social, donde el pueblo se sigue manifestando en las calles, organizándose en sus territorios y levantando demandas sociales instaladas hace años. Estas demandas están acompañadas de un profundo cuestionamiento a los liderazgos políticos en instituciones y organizaciones sociales.

Hoy, como pueblo, nos enfrentamos al proceso constituyente con una sensación de incertidumbre. Entendemos la nueva constitución como una demanda que nace en las calles, pero reconocemos que el “Acuerdo por la paz” surge de la élite política con condiciones tramposas que sólo benefician al sistema político actual. El ambiente general esta polarizado y entre las asambleas aún no hay posturas claras de participar o restarse, dadas las dudosas condiciones y los deseos de construir otras formas de hacer política, basadas en la horizontalidad y la democracia directa. A pesar de no tener una visión definida, sabemos que enfrentaremos el proceso constituyente teniendo claro que nuestra lucha es un proyecto a largo plazo que trasciende el plebiscito de abril. El escenario para el gobierno también está marcado por la incertidumbre. Desde el comienzo, su respuesta ha sido la represión, violando los derechos humanos y limitando el derecho a reunión. Hoy el Estado se prepara para implementar una legislación que brinda mayor equipamiento, a una ya desacreditada policía. Es este mismo Estado represivo el que define las condiciones de un plebiscito que repite la lógica vertical del poder que queremos eliminar. Su propuesta de “acuerdo por la paz” fue solo una válvula de escape frente a la presión social, que cierra las puertas a las asambleas territoriales y frena la reconstrucción del tejido social, perpetuando la supremacía de los partidos políticos y la élite económica a través de las listas por arrastre (cifras repartidoras) y el quorum de 2/3 (mecanismo contramayoritario), por nombrar algunas estrategias.



Pregunta 3: ¿Qué esperamos del proceso plebiscitario constituyente?


En una aproximación inmediata, se aúnan opiniones en cuanto a que el proceso plebiscitario no va a dar resultados, por la forma en que fue concebido, se podría transformar en una distracción para la organización, transformación y unidad social, conceptos en los que las asambleas territoriales trabajan. Este proceso es más largo de lo que se cree, no se trata de sólo votar y elegir candidatos/as, se trata de que éste vaya “de la mano” con lo que el pueblo requiere democráticamente, que, por lo visto, está muy difícil de lograr. Concluimos, que las expectativas que se han generado en torno al plebiscito son demasiadas, pues el modelo neoliberal está muy lejos de ser cambiado por el gobierno. Habría expectativas para la aprobación de la nueva constitución con una convención constitucional. Otra arista importante, es la expectativa que tenemos en un cambio apoyado por la lucha del pueblo hasta conseguir la Asamblea Constituyente, de esto se deduce que no se debe abandonar la movilización, “No dejar la calle”.



Pregunta 4: ¿Qué estrategias y propuestas podemos desarrollar dentro del proceso eleccionario?


Acuerdos


Como acuerdo unánime entendemos que el proceso plebiscitario no es transcendental, porque no se construyó desde las bases. Lo más importante para nosotros/as es la recuperación del tejido social y la proyección de las asambleas y su soberanía territorial. Tenemos la enorme tarea de reencontrarnos y recuperar la confianza entre vecinos/as, rastrear nuestras identidades barriales e iniciar un proceso de empoderamiento. La experiencia de las asambleas auto-convocadas es un proceso nuevo para muchos/as de nosotros/as y es necesario generar instancias de formación, auto-educarnos en espacios de diálogo cordial y horizontal, reconociéndonos en nuestros acuerdos y diferencias, para así, construir organización popular con proyección a largo plazo con un fuerte énfasis territorial.

Asimismo, reconocemos que el ambiente plebiscitario se transforma en una oportunidad para educarnos y generar redes que permitan articularnos entre asambleas barriales, comunales, provinciales y/o regionales.


Es necesario mantener estos espacios de encuentro y discusión entre organizaciones, y preparar el camino para generar que un calendario coordinado con las actividades que se realizan en los diferentes territorios, marcando hitos o eventos que nos unifique como asambleas.

Debido al complejo escenario de represión y abusos, es fundamental mantenernos alertas y preparados/as para cualquier circunstancia, con redes de apoyo y fomentando el autocuidado. No obstante, permaneceremos en las calles, con diversas estrategias de agitación y paralización, sin restar protagonismo y tiempo a la organización de las asambleas. Una estrategia importante es generar mecanismos de autogestión entre asambleas que monitoreen el proceso, independientemente de las posturas individuales.


Las asambleas que participaron en el Encuentro Comunal de Asambleas Territoriales de Concepción, señalaron que, en la mayoría de los casos, está pendiente discutir su postura frente al proceso plebiscitario. Después de que cada asamblea haya reflexionado sus posiciones, esperamos compartirlas para revisar posibles acciones en conjunto. Por ahora se establece la libertad de acción, con estrategias de auto-formación y difusión de la información para contrarrestar la política del miedo, Debemos mantenernos unidos y alertas, tanto al aprovechamiento de los grupos dominantes, como a la idealización del “apruebo” y el relajo de la ciudadanía luego del proceso plebiscitario.


Disensos


Dicho lo anterior, las estrategias conversadas frente al plebiscito son diversas y no existe una postura unificada. Se mantienen las dudas de participar de un proceso ilegitimo desde su formación, que valida los partidos políticos y mantiene el statu quo. Debemos ser cuidadosos/as y no perder todas las energías en un proceso que recién está comenzando, generar candidaturas populares desde asambleas territoriales, es una idea que no acomoda a todos/as pues significa descansar en la lógica de la representatividad. Aún con las contradicciones mencionadas, este proceso abre la posibilidad de llegar a cambiar el modelo político-económico, idea impensable hace unos años. Como estrategias directas durante el día de votación, surgen las ideas de marcar en la papeleta SINPP (Sin Partidos Políticos) tal como se hace con AC (Asamblea Constituyente), agregar otra papeleta dentro del voto como lo propone la asamblea feminista Legatarias, y/o generar un proceso constituyente paralelo.


Pese a lo vicios del proceso, persiste la necesidad de generar un cambio constitucional real desde una asamblea constituyente conformada por las asambleas y movimientos territoriales auto-convocados que logre plasmar las verdaderas demandas populares e históricas a nivel nacional y local. Coincidimos que es el propio organismo, una vez constituido, el que debe generar sus reglas de funcionamiento y avanzar hacia una constituyente plurinacional, feminista y popular. Debemos mantener el activismo y la presión en función de nuestras demandas más allá de la constituyente, como, por ejemplo, recuperar los elementos naturales, derecho a la salud, educación gratuita y de calidad, fin a las AFP’s, aumento del sueldo mínimo, entre muchas otras.


Nos queda mucho por camino por recorrer. Frente al difícil escenario que vivimos, las asambleas territoriales debemos mantenernos unidas con nuestros acuerdos y diferencias y generar una estrategia común que enriquezca de contenido político nuestro quehacer más allá del proceso plebiscitario.


Sistematización realizada por Asamblea Puchacay Rebeca / Ruth / Constanza / Jany / Dario / Luz / Gaba Marzo 2020



Descarga el documento original aquí:

Sintesis Encuentro Comunal Concepcion 29_02_20pdf

0 vistas

Asamblea Barrio Puchacay  Todos los Martes nos reunimos en la Plaza Lagos de Chile a las19:30 hrs

Logo ABP (sin fondo).png